Eliminación de tatuajes y manchas en Lanzarote

Eliminación de tatuajes

El tratamiento se realiza con el láser picosegundos con cristal de zafiro de 100mj a 2000 mj e Ink master última tecnología en láser para la eliminación de tatuajes.

El láser actúa fragmentando las partículas de pigmento en otras de tamaño mucho más pequeño que permiten que nuestro organismo las reabsorba y las elimine posteriormente a través del drenaje linfático .


Número de sesiones necesarias

La eliminación de tatuaje requiere una media de 5 a 8 sesiones.

Algunos de los factores que influyen en el número de sesiones necesarias para quitar un tatuaje son:

Localización corporal
Las zonas en las que la piel es más fina son las que precisan menor número de sesiones (cabeza, cuello, escote femenino, muñeca). En zonas como piernas, brazos y espalda, la tinta del tatuaje se encuentra a mayor profundidad y la piel es más gruesa, por lo que requieren un mayor número de sesiones.

Color de la piel
En las pieles claras será en las que mejor responda el láser y en las que se noten los resultados con menos sesiones, en las pieles más oscuras serán precisas más sesiones para quitar tatuajes.

Tipo de tatuaje
Tatuaje profesional: Requiere un mayor número de sesiones, de 5 a 8, debido a la gran permanencia de los pigmentos empleados y la mayor densidad y profundidad. 


Tatuaje aficionado: Este tipo de tatuajes se realizan con tintas más inestables, por lo que la cantidad de pigmento es menor y suele ser más superficial. Precisa una media de 6 sesiones para su eliminación, aunque hay veces que son profundos y necesitarán el mismo número de sesiones que un tatuaje profesional.

Color del tatuaje
Pigmento de color negro y azul oscuro: Son los que mejor responden al láser, y por ello los que menos sesiones necesitan para su eliminación. La dificultad de este color radica en su alta densidad, como en el caso de los tatuajes tribales.

Pigmento de colores azul claro, verde, amarillo y tonos mixtos: El pico de absorción de estos colores y su composición son variables y está condicionada fundamentalmente por la cantidad de óxido de titanio o de zinc, que son los pigmentos más difíciles de eliminar.

Pigmento de color rojo: Responden bien al láser, aunque con algunas sesiones más que los negros.


¿Cómo se realiza el tratamiento?

El tratamiento se realiza con el láser picosegundos con cristal de zafiro de 100mj a 2000mj que combina las longitudes de onda de 1064nm 755 y 532 nm, lo que permite eliminar la gran mayoría de pigmentos.

Se ajustan los parámetros del láser y se comienza a disparar sobre el tatuaje. El láser actúa fragmentando las partículas de pigmento en partículas de tamaño mucho más pequeño que permiten que nuestro organismo las reabsorba y las elimine posteriormente a través del drenaje linfático.

Una vez finalizada la sesión, que en general es rápida, gracias a que el láser emite a 5Hz (es decir, 5 impactos por segundo), se aplica pomada antibiótica y se cubre la zona tratada con una cura oclusiva. Las curas deben realizarse a diario hasta que la piel se recupera de la sesión.

En el transcurso de 4 a 6 semanas nuestro metabolismo irá eliminando las micropartículas de pigmento. No deben pasar más de 8 semanas entre sesión y sesión ya que hay estudios que demuestran que el proceso de eliminación se ralentiza. El láser YAG Q-Switch es muy versátil y produce resultados excelentes en el tratamiento de tatuajes. Las complicaciones son mínimas.

Anestesia

Esta técnica es prácticamente indolora, aunque en casos de tatuajes extensos o de tener una alta sensibilidad al dolor se puede aplicar anestesia tópica una hora y media antes de la sesión.

Recomendaciones previas a la sesión

  • Aplicación de la pomada anestésica 1 hora y media antes del tratamiento.
  • No tomar el sol ni hacer sesiones de rayos UVA 10 días antes del tratamiento.

Cuidados posteriores a la sesión

Inmediatamente después del tratamiento se producirá enrojecimiento e hinchazón de la zona tratada.

Puede tener una sensación de escozor o quemadura después del tratamiento, generalmente esta sensación cede unas horas después del tratamiento.

  • Aplíquese frío, le ayudará a reducir las molestias y disminuirá la hinchazón y el enrojecimiento.
  • Evite frotar o rascar la zona que ha sido tratada.
  • Aplicar la pomada de tratamiento cada 8 horas, de 5 a 7 días.
  • Aplicar una crema regenerante 3-4 veces al día hasta que la cicatrización se haya completado.
  • Procure evitar baños, duchas muy calientes, saunas y ambientes calurosos durante estos días posteriores a su tratamiento.
  • Utilice un jabón neutro para lavar la zona tratada. No frote ni use esponjas ásperas sobre estas áreas. Secar con una toalla limpia presionando suavemente sobre la zona y sin arrastrar inmediatamente después del lavado.

Si quieres consultar más acerca de nuestros servicios, ¡llámanos!

Eliminación de manchas


Las manchas faciales son un problema que cada vez preocupa a más mujeres. Antes de iniciar cualquier tratamiento debemos realizar una exploración de la mancha para poder realizar un diagnóstico de la mancha y su grado. Ello nos permitirá proponer un tratamiento adecuado.

Uno de los tipos de manchas más común es el melasma. Se trata de una coloración oscura que suele aparecer en mujeres jóvenes. Se localiza más frecuentemente en áreas de la cara expuestas al sol, especialmente en las mejillas, frente y labio superior. Son varios los factores implicados: solares, hormonales, genéticos, nutricionales… Existen distintos grados o tipos de melasma, dependiendo de la profundidad de la lesión. Cuanto más superficial esté, mejor responderá el tratamiento.

El tipo más frecuente de mancha es la debida al exceso de exposición solar. Se trata de manchas que afectan la capa más superficial de la piel, y su aparición es una de las causas de envejecimiento facial.

Antiguamente se utilizaba la crioterapia o láseres agresivos. Actualmente se utiliza un láser que emite pulsos cortos de energía que rompe el pigmento sin dañar la piel sana. Posteriormente el sistema inmunológico elimina ese pigmento, evitando así la aparición de cicatrices.

Las manchas solares (léntigos) desaparecen fácilmente con 2-3 sesiones, tanto las de la cara como las del dorso de las manos. Sin embargo, las manchas hormonales frecuentes en mujeres jóvenes no mejoran con láser sino con mascarillas despigmentantes.

 Antes del tratamiento

No necesita preparación previa, aquí en el centro te hacemos siempre una prueba para ver el resultado pasada una semana y después empezaríamos las sesiones con sus tiempos marcados.

 Después del tratamiento

El tratamiento dura menos de media hora y, aunque provoca enrojecimiento de la piel, lo habitual es regresar a la actividad normal en 6-9 días

El enrojecimiento de la piel es transitorio y tiene un aspecto similar al que queda después de exponernos en exceso al sol.

La piel va a exfoliarse como si perdiera posos de café recuperando por completo su aspecto normal en unas dos semanas. Durante este tiempo se puede disimular el enrojecimiento empleando maquillaje, o mejor, una BB CREAM.

Durante estas dos semanas es muy importante extremar la hidratación de la piel. Se debe usar protección solar total durante un mes y es importante evitar el bronceado durante los 3 meses siguientes al tratamiento porque podrían aparecer hiperpigmentaciones, sobre todo en fototipos elevados (piel muy morena o con tendencia al melasma).

El tratamiento no resulta doloroso. Algunos pacientes experimentan ligeras molestias, pero no se necesita anestesia local. Es un procedimiento muy seguro, no existiendo riesgo de cicatriz.

Para más información, llámanos al 659 501 205

© 2019 Lanzarote Tattoo Láser Todos los derechos reservados
Producido por PA Digital